Programa Neuro Acupuntura por Beatriz Gallego

La acupuntura consiste en la inserción en determinadas zonas corporales de finísimas agujas que producen un gran estímulo del sistema nervioso, favorecen la producción de endorfinas y encefalinas, estimula el flujo sanguíneo y activa las funciones celulares. Este tratamiento permite combatir determinadas dolencias de una manera fisiológica, siendo el propio organismo el que “se repara” logrando la homeostasis.

Las modalidades que aportan una mayor eficacia son la Acupuntura Distal y la Craneopuntura, cuyos efectos son, además, inmediatos y acumulativos. En Clínica Bayón entendemos la acupuntura como un tratamiento que produce cambios físicos reales en el organismo, por lo que utilizamos ambas técnicas.

acupuntura en madrid
Esta técnica permite tratar con gran éxito afecciones como :

  • Bajo estado de ánimo

  • Dolor crónico (espalda, cadera, codos…)

  • Dolor neuropático

  • Neuropatía periférica

  • Lesiones deportivas

  • Contracturas

  • Rigidez articular

  • Ayuda en la concepción

  • Acompañamiento del embarazo

  • Recuperación postparto

  • Amenorrea

  • Dismenorrea

  • Síntomas de la menopausia

  • Ansiedad

  • Acidez gástrica

  • Ciática

  • Asma

  • Cefalea, migrañas

  • Depresión

  •  Artritis

  • Artrosis

  • Esclerosis

  • Crohn

  • Obesidad

  • PROGRAMA PÉRDIDA DE PESO ( 5/12 SESIONES)

El programa consiste en:

La técnica PPP (Punto de Pérdida de Peso) es una técnica que realizamos en BGG ACUPUNTURA con una tasa de éxito en el control del 100% de nuestros pacientes. Se colocan dos finísimas agujas en R21 (puntos del meridiano de Riñón). Después de una electroestimulación percutánea de los puntos R21 (en la parte del epigastrio, que coincide con la irrigación del Dermatoma T6) durante 30 minutos, el paciente se siente saciado y sin hambre durante una semana aprox. Pero, ¿por qué?

Dos motivos causan que esta electroestimulación reduzca las ganas de comer:

  1. Se produce un arco reflejo desde la médula a nivel de la vértebra dorsal 6 que se trasmite al estómago a través del nervio vago. El nervio vago trasmite la estimulación al estómago. Este recibe la señal de “estar lleno”, generando esa sensación de saciedad.
  2. Al “sentirse lleno” el estómago, la cantidad de grelina (hormona orexógena) que este segrega es muy pequeña y el hipotálamo, al recibir esta cantidad baja de grelina inhibe la sensación de hambre a nivel central. Le hacemos creer a nuestro cerebro que no necesitamos más alimento.

Es una técnica sencilla, indolora y muy gratificante para nuestros pacientes, a los que les brinda una gran ayuda para cumplir el objetivo tan necesario de la pérdida de peso.

NOTA IMPORTANTE: NUNCA usamos esta técnica como terapia única, sino incluida en este Programa. No pretendemos “hacer trampas” a nuestro cuerpo si no hay detrás una base de educación alimentaria y mejora de calidad de vida de cada uno de nuestros pacientes. Se utiliza para conseguir un objetivo determinado y no sustituye NUNCA una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable.

  1. 1)  Conseguir la pérdida y mantenimiento de peso corporal necesaria para cada paciente (dependiendo del IMC) para colocarlos en un normopeso* primando siempre el bienestar y la salud de cada paciente.
  2. 2)  Hacerlo de una forma consciente y aprendiendo a alimentarse de forma correcta.
  3. 3)  Hacerlo sin “pasar hambre”.
  4. 4)  Eliminar o aliviar cualquier estado de ansiedad que interfiera en el cumplimiento del

primer objetivo.

  1. 5)  Mejorar el estado de salud: Regular la función intestinal, disminuir la ansiedad,

conseguir un sueño reparador, comenzar a romper con la parte emocional de la comida (no comer compulsivamente, con ansiedad o como consecuencia ante un problema) si fuera necesario.

  1. 6)  Conseguir una rutina de ejercicio físico adaptado para mí.
  2. 7)  Mejorar la calidad de la calidad de vida del paciente.
  3. 8)  Mejorar la calidad de la piel (no es un objetivo primario, sino consecuencia del resto)

*En pacientes con IMC mayor de 30, se necesitará más tiempo para conseguir un normopeso.

Es un Plan pensado para pacientes con un IMC a partir de 26 kg/m2.
Es un Plan para pacientes con sobrepeso y obesidad como Plan en sí, único y suficiente para conseguir un normopeso o bien para pacientes con obesidad mórbida como preparación para la cirugía bariátrica o cualquier cirugía a la que tengan que ser sometidos para reducir las posibles complicaciones.

  1. 1)  Diagnóstico del estado general de salud.
  2. 2)  Actuación directa sobre el estado de salud con Acupuntura y Fitoterapia necesarias

para lograr un sueño reparador, eliminar la ansiedad, mejorar la función intestinal.

  1. 3)  Control de peso semanal.
  2. 4)  Diseño de la Fitoterapia personalizada para cada paciente.
  3. 5)  Diseño del plan de tratamiento de Acupuntura.
  4. 6)  Aplicación de la técnica PPP con Electroestimulación para el control del hambre.
  5. 7)  Planteamiento personalizado del ayuno si fuera necesario (no más de tres días).
  6. 8)  Consejo de ejercicio físico adaptado a cada paciente.
  7. 9)  Consejos dietéticos para lograr el objetivo y mantenimiento de la pérdida de peso. Nos

centramos en cómo alimentar de forma correcta el organismo y no en contar calorías.

  1. 1)  5/12 veces a razón de una visita semanal (la frecuencia de las sesiones podría variar según criterio del terapeuta).
  2. 2)  La primera visita será de 1h 15 min de duración (valoración, anamnesis y 1a sesión) y el resto de 40 min. En esta primera vez, se diseña la Fitoterapia que se recibirá en la siguiente semana. Además, daremos al paciente los primeros consejos sobre dieta y ejercicio. Sin contar calorías.
  3. 3)  A partir de aquí, en cada una de las visitas posteriores:
    3.1) Se realiza un control de peso.
    3.2) Se realiza Acupuntura.
    3.3) Se realiza una revisión de la Fitoterapia recomendada.
    3.4) Se realiza nuestra técnica PPP (con Electroacupuntura, que reduce drásticamente el apetito).

3.5) Se resuelven dudas y evolución de la dieta.
3.6) Se recomienda y revisa el ejercicio físico que lleva a cabo el paciente.

  • STOP SMOKING “Clínica Bayón”

Como todos sabemos, el tabaco es nocivo para nuestra salud, pero ¿sabemos hasta qué punto?
El tabaco tiene numerosas sustancias químicas que inhalamos en cada aspiración y quedan en nuestro organismo por mucho tiempo produciéndonos daños que a larga se convierten en enfermedad.
Algunas de estas sustancias son amoníaco, arsénico, monóxido de carbono, cadmio, alquitrán, cianuro, nicotina, trementina, formol, fósforo, naftalina, benzopireno, cloruro de vinilo, mercurio o plomo.
Las personas fumadoras tienen muchas más posibilidades de padecer las siguientes enfermedades: Arritmia, taquicardia, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, cáncer de pulmón, disminución de la capacidad de concentración, atención y memoria debido a la disminución del flujo sanguíneo cerebral, leucemia mieloide, cáncer de boca, laringe, vejiga e hígado entre otros, disminución de la líbido y disfunción eréctil.

Así pues, si has decidido dejar de fumar ENHORABUENA LA ACUPUNTURA NOS AYUDA

  1. Disminuye las ganas de fumar. Te ayuda pasar lo que se denomina “síndrome de abstinencia” (el mono), los deseos irrefrenables de encender un cigarrillo.
  2. Disminuye los efectos “colaterales” del “síndrome de abstinencia” si es que los padeces durante el proceso. Estos efectos varían en cada individuo y pueden ser: Insomnio, ansiedad, irritabilidad, temblores, cefaleas, dolor corporal, cansancio o estreñimiento en varios grados.
  3. Acelera la desintoxicación del organismo. Ayuda a eliminar antes las sustancias nocivas que producen toxicidad y hemos inhalado con cada cigarrillo. Una vez que el cuerpo esté desintoxicado, notaremos una sensación de bienestar creciente.

ANOTACIONES PRÁCTICAS

  1. Cómo se hace este proceso: Se dan 3 sesiones de Acupuntura en 10 días y Fitoterapia de continuación para un mes completo.

*La frecuencia de las sesiones podrá cambiar en función del criterio del terapeuta.

  1. Cuándo dejo de fumar: El día antes a la primera sesión de Acupuntura me fumo el último cigarrillo.
  2. Después de cada sesión de Acupuntura, se dejarán en el pabellón auricular del paciente unas “semillas” pegadas, que no se deben despegar hasta la siguiente sesión.
  3. Es muy recomendable realizar alguna actividad física, que nos ayude a liberar toxinas y entretener nuestra mente durante el proceso.
  4. Aumentar la ingesta de verduras y hortalizas crudas o semicrudas también acelera nuestra desintoxicación y recuperación.

Es un proceso en el que se requiere fuerza de voluntad y ganas por parte del paciente, ya que la Acupuntura AYUDA a dejar de fumar, pero el que lo consigue eres tú.

beatriz gallego acupuntura en madrid

Beatriz Gallego

Es enfermera, fitoterapeuta y doctora en Acupuntura en Beijing. Actualmente, responsable del área de neuro acupuntura en Clínica Bayón.

Durante más de 17 años ha ejercido como enfermera en quirófano y urgencias en centros hospitalarios de Madrid como el 12 de Octubre y la Clínica Nisa Aravaca. Ha desarrollado, además, numerosos cursos de formación en este ámbito y ha desempeñado la labor de docente en el Hospital de Virgen de la Torre en la Unidad de Quirófano y en el HGU 12 de Octubre.

Tras años de experiencia en la Medicina Occidental se lanza a estudiar Medicina Tradicional China (MTC), ampliando así sus conocimientos y adquiriendo una visión más completa sobre la enfermedad y el cuerpo humano. La acupuntura es actualmente su pasión y, a través de ella, trata múltiples patologías y síntomas que componen cada enfermedad, así como las causas de cada trastorno.

¿Cómo funciona la acupuntura?

A través de la inserción de las agujas en determinados puntos del cuerpo y cráneo (ya sabemos que el cráneo es parte del cuerpo, pero en Acupuntura se distingue entre corporal o craneal) se producen dos efectos principales:
Uno, estimulación fuerte del sistema nervioso. Se produce un “reseteo” de este sistema y se da la orden de segregar “opiáceos naturales”, como son las encefalinas (a nivel del asta dorsal), beta endorfinas (a nivel del hipotálamo) y serotonina (liberada en el tronco encefálico). Estos moduladores y neurotransmisores juegan un papel muy importante a la hora de aliviar un dolor, por ejemplo.
Dos, al pinchar en puntos estratégicos se consigue aumentar el flujo sanguíneo en la zona deseada. Por ejemplo, si estoy tratando una lesión de hombro, doy la orden al organismo de que lleve más sangre al hombro; si estoy tratando un dolor lumbar, doy orden de que aumente el flujo sanguíneo en la zona lumbar; si estoy tratando una falta de memoria, doy orden de mejorar el flujo sanguíneo en el cerebro…. Y así sucesivamente. Cuanto mejor sea el flujo sanguíneo más oxigenada y nutrida está la zona y mejor y más rápida su recuperación (hombro, lumbares, cerebro, intestinos…).

¿Qué siente el paciente durante la sesión?

El dolor (si es que ese es su motivo de visita) desaparece en segundos y en la zona a tratar puede percibir calor, hormigueo, quemazón… ¡La Acupuntura está trabajando!
Hablamos del dolor (en especial del dolor crónico), porque es un motivo muy frecuente de consulta en el cual la Acupuntura tiene una efectividad del 85 – 90%. Pero la Acupuntura no solo es efectiva en estos casos, sino en muchos más como las parestesias (o sensibilidad alterada), ansiedad, bajo estado de ánimo (para lo cual utilizamos la ElectroAcupuntura), nauseas, estreñimiento o insomnio por nombrar algunas de estos.
Y lo que sentirá el paciente en cada caso es diferente. Aunque podríamos afirmar con seguridad que después de cada sesión la sensación de bienestar es indiscutible.
Por lo tanto, la Acupuntura no solo es paliativa. Es decir, alivia el dolor o el síntoma en el momento, sino que es capaz de acelerar la recuperación (cura, como diría a mis pacientes). Y dos, la Acupuntura no es magia, produce cambios físicos reales en nuestro organismo, apreciables para el paciente en solo unos segundos.